Santa Pola

Santa Pola


Los primeros pobladores habitaron en la Cueva de las Arañas en el tercer, cuarto milenio a.C. Después encontramos un poblado íbero amurallado del s. IV a.C. A partir del siglo I d.C, con la llegada de los romanos, la zona pasó a denominarse ‘Portus Illicitanus’, siendo uno de los puertos claves del comercio marítimo. De esta época quedan numerosos restos arqueológicos.

A partir del s. XVIII la población se concentra entorno al Castillo, núcleo del cual parte el desarrollo de la villa. Actualmente, Santa Pola es un municipio turístico que cuenta con la flota pesquera más importante del Mediterráneo español.

 

Campings de esta experiencia